Inicio de sesión

El cigarrillo electrónico incita a los adolescentes a fumar tabaco

 

Aunque, en un principio, los cigarrillos electrónicos o "vapeadores" se idearon para ayudar a los fumadores a dejar su hábito, cada vez son más los estudios que demuestran que estos dispositivos no sólo pueden dificultar el abandono del tabaco, sino que pueden incitar a las personas (generalmente jóvenes), a iniciarse en su consumo. Datos provenientes del Estudio de Salud de Niños (CHS), que incluye encuestas periódicas de evaluación de conducta de fumar entre los escolares de grados 11 y 12 en el sur de California, confirman que los vapeadores podrían ser la causa de un repunte en el consumo de tabaco en esta joven población.


El consumo de tabaco frena su descenso y el vapeo aumenta

Según los investigadores de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California (UCS), encargados de conducir el CHS, aunque el consumo de cigarrillos entre los adolescentes había descendido en las dos últimas décadas, la tendencia ha sufrido un freno en los últimos años. En 1994, el 19,1% de los estudiantes de grado 12 reportaron fumar; en 2004, los fumadores de esta edad constituían el 9% y en 2014 el 7,8%. Sus datos más recientes muestran, además, que el uso de cigarrillos convencionales y cigarrillos electrónicos de forma combinada ha aumentado entre los escolares desde la introducción en 2007 de los vapeadores en los Estados Unidos. En 2014, el 13,7% de los estudiantes de grado 12 reportaron fumar cigarrillos convencionales y/o cigarrillos electrónicos, una frecuencia solo ligeramente menor que el uso de cigarrillos reportada en 2001 (14,7%) y mucho más alta que la de consumo de tabaco reportada en 2004 (9%).


Vapear aumenta el riesgo de fumar

Los datos sugieren que muchos adolescentes se inician en el tabaco debido a los cigarrillos electrónicos. En palabras de la autora principal del estudio, Jessica L. Barrington-Trimis, de la USC, en un comunicado de prensa: "El uso combinado de cigarrillos electrónicos y de cigarrillos convencionales en 2014 excedió más de lo que habríamos esperado si los adolescentes estuvieran sustituyendo simplemente los cigarrillos convencionales por cigarrillos electrónicos. Los datos sugieren, al menos, que algunos de los adolescentes que están usando cigarrillos electrónicos no han fumado cigarrillos convencionales". Los autores del estudio señalan, además que, pese a que los cigarrillos electrónicos podrían tener menos efectos adversos para la salud que los convencionales, las consecuencias de su asuo a largo tiempo no se conocen porque estos productos han estado en el mercado menos de una década", escribieron ellos.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Pediatrics​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés