Inicio de sesión

El colesterol puede aumentar hasta un 10% durante de las fiestas

 

Los hábitos se relajan durante las fiestas de Navidad. Las comidas abundantes y calóricas, la reducción del ejercicio y el aumento del consumo de alcohol, pueden incrementar hasta en un 10% los niveles de colesterol en sangre. De acuerdo con la Guía Europea sobre Prevención de la Enfermedad Cardiovascular, es aconsejable que el colesterol total no supere los 190 mg/dl y el colesterol LDL (colesterol "malo") esté por debajo de 115 mg/dl en la población general para reducir uno de los riesgos de aparición de enfermedades cardiovasculares.

La hipercolesterolemia: el enemigo invisible de la Navidad

En palabras de Lorenzo Silva Melchor, secretario general de la FEC "Durante las fiestas navideñas se produce un cambio de hábitos muy significativo. Estos cambios transitorios hacen que los niveles de colesterol fluctúen y que puedan incrementarse hasta en un 10%. Es difícil objetivar dónde se encuentra el colesterol y percibir de una manera tangible estos aumentos, por ello consideramos que la hipercolesterolemia es el enemigo invisible de la Navidad". El colesterol alto, factor de riesgo cardiovascular, puede reducirse mediante una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable. "Por ello, en caso de aumento de los niveles de colesterol durante las fiestas, es importante abordar la situación como prioridad del nuevo año retomando los hábitos de vida saludables con sentido común y evitando los alimentos y comidas con altos contenidos en grasas", recalca Silva.

Consejos para reducir el colesterol

Desde la FEC, la nutricionista Begoña Caneda propone cinco consejos prácticos para retomar los hábitos de vida saludable tras la Navidad:

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras puede resultar más sencillo añadiendo una pieza de fruta a los cereales del desayuno o al yogur de media tarde, o incluyendo una ensalada pequeña diaria antes del plato principal en la comida.
  • Comer sano no tiene por qué ser aburrido, las redes sociales e internet pueden servir de inspiración y proporcionarnos recursos para planificar bien las comidas y la lista de la compra.
  • Practicar regularmente actividad física. Todo el ejercicio cuenta, desde salir a correr a subir las escaleras en vez de tomar el ascensor.
  • Mantener un buen ritmo de descanso y combatir el estrés. Las técnicas de meditación y relajación pueden ser de gran ayuda.
  • En el caso de que se tenga el colesterol alto, se recomienda integrar en la alimentación diaria alimentos reductores de colesterol alto, como los lácteos enriquecidos con esteroles vegetales, y las grasas saludables que encontramos en el aceite de oliva, las nueces y el pescado azul.

Buenos propósitos de año nuevo

Además, los expertos de la FEC recuerdan que el año nuevo es un momento ideal para establecer rutinas saludables en el día a día, destinadas a reducir el colesterol y, como consecuencia, cuidar el corazón:

  • Realizar actividad física de manera regular (caminar 30-40 minutos diarios, por ejemplo), manteniendo una correcta hidratación y un buen descanso
  • Evitar el consumo de alcohol
  • Abandonar el hábito tabáquico si lo tiene
  • Seguir una dieta mediterránea

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Fundación española del corazón


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​