Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El corazón de los niños sufre con los malos tratos

 

Sufrir malos tratos y problemas serios durante la infancia está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

 

Un nuevo informe científico de la American Heart Association publicado en su revista Circulation afirma que los niños y adolescentes que sufren malos tratos y acoso escolar, presencian actos de violencia o se enfrentan a otras adversidades, son más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Los datos que refleja el informe están basados en la revisión de una investigación científica publicada en una serie de revistas médicas revisadas por expertos.

Los malos tratos se "transforman" en obesidad, hipertensión arterial y diabetes tipo 2

La investigación documenta una estrecha relación entre las experiencias adversas durante la infancia y la adolescencia y una mayor probabilidad de desarrollar factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes tipo 2 antes que otras personas que no experimentan ninguna experiencia adversa. Estos factores de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar enfermedades y afecciones cardíacas y vasculares en la edad adulta.

Los niños están más expuestos a malos tratos

Shakira Suglia, presidenta del grupo encargado de la redacción del informe y profesora asociada de epidemiología en la Universidad Emory de Atlanta, Georgia (EE. UU.) ha declarado: "La verdadera tragedia es que los niños son los primeros que están expuestos a estas experiencias traumáticas. Estamos hablando de niños y adolescentes que sufren malos tratos y abusos sexuales, y que presencian actos de violencia. Desgraciadamente, las consecuencias negativas de experimentar esto no terminan cuando acaba el propio suceso; se prolongan durante muchos años más". Casi el 60 % de los estadounidenses afirman haber sufrido alguna adversidad durante la infancia.

Un vínculo poco claro

Aunque hay pruebas que señalan que las reacciones conductuales, mentales y biológicas al aumento del estrés parecen desempeñar un papel importante en el desarrollo de anomalías cardiovasculares y metabólicas, los autores del trabajo aún no han sabido determinar de qué manera puede la adversidad estimular estos problemas de salud. Las reacciones poco saludables al estrés (como fumar o comer en exceso) pueden ser la causa del mayor riesgo que tiene este grupo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes. Se sabe que el estrés infantil recurrente y crónico aumenta el riesgo de que niños y adolescentes sufran depresión, ansiedad y trastornos afectivos, lo que les lleva a tener comportamientos poco saludables que suelen desembocar en enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Los brotes repetitivos o los niveles crónicamente altos de estrés podrían alterar el funcionamiento y el desarrollo inmunes, metabólicos, nerviosos y endocrinos normales.

Otros factores a considerar

No todos los niños que crecen enfrentándose a adversidades desarrollan enfermedades cardíacas o vasculares. Esta conclusión señala la existencia de una serie de factores biológicos, ambientales, culturales y sociales que pueden ayudar a reducir el riesgo y prevenir el desarrollo de enfermedades. Tal y como apuntan los investigadores, si se sigue investigando para entender mejor estos factores, algún día podremos desarrollar estrategias preventivas.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

American Heart Association​

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​