Inicio de sesión

El running es bueno para los huesos

 

El objetivo de esta investigación ha sido determinar la influencia de las carreras de alta distancia sobre el hueso calcáneo (hueso del talón) en mujeres y hombres que practican el running. La densidad mineral ósea, determinante para establecer la calidad de los huesos, está asociada a diferentes factores como el sexo y la edad y, también, con la alimentación y el ejercicio. Llevar un estilo de vida saludable repercute positivamente en la salud de los huesos.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Para llevar a cabo el trabajo, investigadores de la UCJC han recopilado datos de un total de 122 corredores de larga distancia, 101 hombres y 21 mujeres, y 81 corredores de media maratón y de 10 kilómetros, de los cuáles 48 eran hombres y 33 mujeres. Todos ellos competían en un evento de running internacional y se sometieron a densitometrías óseas de los calcáneos izquierdo y derecho. Los valores obtenidos se compararon con los de un grupo control de personas sedentarias que tenían una edad similar.

Más rigidez en los huesos de los corredores

Los resultados reflejaron que los corredores de resistencia, hombres y mujeres, tenían un mayor índice de rigidez o stiffness que los sedentarios. Aunque no había diferencias significativas entre los corredores de larga distancia y los de corta distancia, los datos de los primeros fueron algo mejores. Así, a mayor volumen de entrenamiento de carrera, mayor densidad mineral del calcáneo. De acuerdo con los investigadores, el volumen de las fuerzas de reacción del suelo que se producen durante la carrera de resistencia podría inducir la adaptación de este hueso.

Running para combatir los efectos de la edad

Dado que el entrenamiento de carrera de resistencia tiene efectos positivos en las propiedades físicas del calcáneo, los investigadores sostienen que este tipo de ejercicio puede ser utilizado para prevenir el descenso progresivo en la calidad mineral ósea que sucede con la edad. Los ejercicios más exigentes para los músculos, tales como el entrenamiento con cargas o el entrenamiento de impacto (saltos) son las mejores actividades para incrementar la densidad mineral ósea.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?​

European Journal of Applied Physiology


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​