Inicio de sesión

El sedentarismo aumenta el riesgo de diabetes

 

Estudios previos demuestran que los individuos que tienen tendencias sedentarias presentan un mayor riesgo de padecer obesidad. De acuerdo con una investigación reciente, llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Leicester (Reino Unido), el sedentarismo también multiplica las probabilidades de padecer diabetes tipo 2. Para obtener esta conclusión, los científicos que han llevado a cabo el trabajo han cuantificado las asociación entre el tiempo que una persona pasa sentada, de pie o andando, y sus niveles de glucosa e insulina.


¿Cómo se ha realizado el trabajo?

El equipo de investigadores, codirigido por Charlotte L. Edwardson y Joe Henson, entre otros, contó con 435 participantes con riesgo de diabetes (la mayoría padecía exceso de peso y casi un tercio tenía antecedentes de esta patología en la familia), con edades comprendidas entre los 30 y los 75 años. El 61.7% eran hombres y prácticamente la totalidad de la muestra era de raza blanca. Todos ellos fueron monitorizados durante una semana con el objetivo de cuantificar el tiempo que pasaban sentados, de pie o caminando. También se tomaron datos sobre sus niveles de azúcar e insulina.


Caminar para combatir la diabetes

Según el informe de los autores del trabajo, las personas de la muestra pasaban una media de 9,4 horas acostados o sentados (en periodos más o menos largos), 4,5 horas de pie y 1,7 horas andando. Los resultados demuestran que pasar tiempo de pie durante el día reduce las probabilidades de padecer diabetes. Aunque, tal y como señala Henson, coautor del estudio, la actividad física es aún más eficaz. De acuerdo con los resultados, los participantes que permanecían 30 minutos menos sentados de forma prolongada, presentaban una reducción del 4% de sus niveles de insulina en ayunas. Mientras que aquellos que caminaban de manera más habitual, reducían estos niveles hasta un 11%. Los resultados no justificaron una asociación entre los niveles de azúcar en sangre o insulina cuando las personas intercalaban períodos cortos sentados y de pie.


Una investigación con una gran proyección

Los investigadores sostienen que sustituir los hábitos sedentarios por pasar tiempo de pie o sentados puede ayudar a que los niveles de glucosa o insulina, así como la sensibilidad a la insulina, se mantengan en un rango más saludable. Estos resultados debe ser confirmados a través de futuras investigaciones.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

BMJ journals​


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés