Inicio de sesión

Entre el 16 y el 40% de los cánceres están asociados al tabaco

 

Con motivo del día Mundial sin Tabaco (31 de mayo), los oncólogos de la SEOM recuerdan que el consumo de tabaco constituye el principal problema de salud pública en los países desarrollados: es factor determinante de diferentes patologías y primera causa conocida de mortalidad y morbilidad evitable.

Fumar es la principal causa de 10 tipos de cánceres

Tal y como informan desde la SEOM, el tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda. Se estima que el efecto carcinógeno del tabaco se asocia al 16-40% de los casos de cáncer en general. De ahí que el hecho de no fumar se considere en la actualidad como la mejor medida preventiva frente al cáncer. En el año 2015 se estima que habrá 28.324 casos de cáncer de pulmón en España, que pueden alcanzar los 34.000 casos anuales dentro de 20 años, lo cual da una idea de la enorme magnitud de este problema sanitario.

Aumenta el riesgo entre las mujeres

El hábito de fumar sigue siendo el determinante más fuerte de la mortalidad por cáncer en la UE. El cáncer de pulmón en los hombres alcanzó su punto máximo a finales de 1980 y, desde entonces, ha caído en cerca de un tercio hasta alcanzar los 36 casos por cada 100.000 hombres/año en los países de la Unión Europea. Por el contrario, en las mujeres, las tasas se han incrementado durante estos últimos años y se sitúan en torno a los 14,1 casos por cada 100.000 mujeres. En la UE las tasas de mortalidad por cáncer de mama en la mujer han caído más del 8% en los últimos 5 años (14.5 casos por cada 100.000 habitantes), lo que apunta que el cáncer de pulmón se convertirá en la primera causa de muerte en las mujeres en los próximos años.

Control del tabaquismo

Según la SEOM, las seis intervenciones más coste-efectivas para el control del tabaquismo son: incremento del precio de los cigarrillos y otros productos del tabaco; prohibición de la publicidad y la promoción de todos los productos del tabaco, logotipos y marcas comerciales; prohibiciones y restricciones de fumar en lugares públicos y en el lugar de trabajo; información al consumidor, y al público en general incluyendo campañas públicas de información, uso de los medios y la publicidad; advertencias sanitarias sobre los efectos del consumo de tabaco en los paquetes de cigarrillos; y el tratamiento para ayudar a las personas que han desarrollado una dependencia del tabaco a dejar de fumar, incluyendo el acceso a las medicaciones.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

SEOM​