Inicio de sesión

Estresados por los deberes

 

De acuerdo con los datos ofrecidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, según sus siglas en inglés), España ocupa el quinto lugar entre 38 países en cuanto a volumen de deberes escolares. Los niños de nuestro país pasan 6,5 horas a la semana haciendo tareas, siendo sólo superados por los niños polacos (6,6 horas), irlandeses (7,3 horas), italianos (8,7 horas) y rusos (9,7 horas). Sin embargo, los resultados académicos en cuanto a las materias tomadas como referencia por PISA (comprensión de lectura, matemáticas y ciencias) no alcanzan los mínimos exigidos.

Menos deberes y mayor rendimiento

Dos de los países que presentan menos horas de estudio en casa, Corea del Sur (2,9 horas) y Finlandia (2,8 horas) son los que registran mejores resultados en el informe. Desde la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), opinan que el exceso de deberes  "obliga" a los padres a ayudar a los niños en las tareas generando situaciones de estrés familiar.

El factor socioeconómico

Los menores educados en un ambiente con pocos recursos suelen tener más dificultades para hacer los deberes en casa, porque no tienen la tranquilidad necesaria o porque deben atender a otras responsabilidades familiares. Así, el exceso de deberes refuerza la disparidad socioeconómica en los logros de los estudiantes.

Más estrés y menos confianza

Algunas materias de estudio, como las matemáticas, merman la autoconfianza de los alumnos españoles, en especial de las chicas. El 61% de los alumnos seguidos por la OCDE ha declarado preocuparse por obtener malas notas en matemáticas, y el 30% ha reconocido ponerse nervioso haciendo problemas de esta materia. En España, el 78% de los alumnos (y el 84% de las chicas) se preocupa por las malas notas en matemáticas, y el 41% de los alumnos (el 47% de las chicas) reconoce ponerse nervioso haciendo problemas de esta asignatura.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas
¿Dónde se ha publicado esta noticia?
O​​​​C​DE