Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La FDA considera peligrosas las cabinas de rayos UVA

 

Hace tiempo que las cabinas de rayos UVA están en el punto de mira sanitario. En el 2009 la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC, según sus siglas en inglés), las incluyó dentro del grupo de factores causantes de cáncer. La Academia Americana de Dermatología afirma que los usuarios de cabinas rayos UVA tienen un 75% más de riesgo de desarrollar melanoma que aquellos que no las usan y puntualiza que el riesgo aumenta con el uso.

Propuestas de la FDA

Con el objetivo de proteger a los consumidores de los riesgos del “bronceado indoor”, la FDA ha propuesto cambios en la regulación de las lámparas de rayos UVA. Basándose en las nuevas informaciones de los expertos, expuestas en un Comité Asesor de la FDA de dispositivos médicos, la agencia propone que estos dispositivos pasen de pertenecer a la Clase I para pertenecer a la Clase II, y así poder ejercer un mayor control regulatorio sobre ellos. Neil Ogden, experto de la FDA en dispositivos médicos señala: “Esta reclasificación no sólo fortalecerá la supervisión de estos dispositivos, sino que también garantizará que los consumidores estén mejor informados y protegidos de este tipo de exposición”.

La memoria de la piel

Los efectos de la exposición a los rayos UVA se acumulan en el cuerpo, la exposición de niños y adolescentes a los mismos aumenta el riesgo de padecer patologías en la piel y el los ojos a lo largo de la vida. Por esta razón, La Organización Mundial de la Salud, la Academia Americana de Pediatría y la Academia Americana de Dermatología, entre otras, han apoyado previamente lo que la FDA propone ahora: recomendar que los menores de 18 años se abstengan del bronceado artificial.

Practicas peligrosas

Con el objetivo de garantizar una “seguridad razonable” de los usuarios potenciales de cabinas de bronceado, la FDA advierte del alto peligro que suponen algunas practicas muy extendidas. Por ello, sus expertos recomiendan no usar gafas que no cumplan los requisitos óptimos de seguridad, específicas para mantener protegidos los ojos en cabinas de rayos UVA, no realizar exposiciones largas (recordar que las quemaduras no aparecen de forma inmediata), que las personas que habitualmente se queman con el sol no se expongan a estos aparatos que, además, tampoco deben ser usados por aquellos que están tomando medicamentos o utilizando cosméticos reactivos ante los rayos UVA.

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés.

 


< Volver a la Información de salud