Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Gafas de sol también en invierno

 

Durante los meses de verano, los rayos de sol llegan a la tierra con más cantidad de radiación UV, porque inciden de forma perpendicular, más directamente y, por eso, tienen una mayor carga de emisiones UV. En invierno, inciden de forma oblicua, son menos directos y, por tanto, llegan menos rayos UV a la tierra. Sin embargo, eso no significa que sean menos molestos ni que en invierno no haya que protegerse bien los ojos y la piel de estas emisiones.

Ojos cuidados en todas las estaciones

Según informan desde el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, la exposición a la luz del sol y a la radiación ultravioleta favorece la aparición de determinadas enfermedades como pueden ser las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad. Por lo tanto, es fundamental usar gafas de sol que protejan nuestros ojos en cualquier estación del año.

Extremar las precauciones en la nieve

El cuidado de los ojos es vital cuando se practican deportes en la nieve. La altitud y la reflexión de la luz provocada por la nieve aumentan en un 80% la exposición a la radiación ultravioleta, haciendo que la luz solar sea mucho más peligrosa y que pueda provocar incluso quemaduras a nivel de la superficie del ojo. Es fundamental utilizar buenas gafas de sol que protejan frente a toda radiación nociva y que cubran bien los ojos y su contorno. Las lentes de categoría 4 están concebidas para la nieve incluso en altitudes superiores a 3.000 metros.

Otras "amenazas" invernales

El frío y el aire propios del invierno provocan un aumento del lagrimeo y sequedad en los ojos, que se puede reducir protegiéndolos con gafas y utilizando lagrimas artificiales. El efecto de las calefacciones también ocasiona sequedad en los ojos, por ello se recomienda suavizar los ambientes mediante el uso de humidificadores o simplemente colocando recipientes con agua encima de los radiadores para aumentar la humedad del ambiente. Asimismo, descansar la vista frecuentemente mientras se realizan trabajos de cerca, utilizar gafas de graduación adecuada y lágrimas artificiales, ayudarán a mantener una buena salud ocular.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas​

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas