Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Hacer ejercicio también es bueno para los fumadores

 

Practicar ejercicio habitualmente tiene beneficios para la salud de todos, incluida la de los fumadores. Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa", realizado en el marco del proyecto "Ageing Lungs in European Cohorts" (ALEC)*, y coordinado por el Imperial College London, revela que la actividad física regular se asocia con una mejora de la función pulmonar en las personas fumadoras en ciudades europeas, independientemente de los niveles de contaminación del aire.

¿Cómo se ha realizado la investigación?

El trabajo ha analizado los datos de más de 4.520 personas de entre 27 y 57 años (todas ellas participantes de la Encuesta de Salud Respiratoria de la Comunidad Europea-ECRHS), provenientes de nueve países europeos: Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. 1.719 de los integrantes del estudio eran fumadores y 2.801 nunca habían fumado. Los investigadores clasificaron como "activos" a aquellos participantes que llevaban a cabo actividad física con una frecuencia de dos o más veces a la semana, con una duración de una hora a la semana o más. La función pulmonar de los individuos estudiados se evaluó mediante la prueba de la espirometría.

La contaminación entra en la ecuación

Un estudio previo perteneciente al mismo proyecto concluyó que la actividad física regular se asociaba con una mejor función pulmonar entre las personas fumadoras, pero este trabajo no tenía en cuenta la exposición a la contaminación del aire. La nueva investigación se planteó como objetivo evaluar si la exposición residencial a la contaminación del aire –la estimación anual de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas en suspensión PM2,5 y PM10- modificaba el efecto de la actividad física en la función pulmonar, tanto de las personas fumadoras como de las que nunca habían fumado.

Beneficios del ejercicio en fumadores y no fumadores

Las conclusiones de este trabajo indicaron que la actividad física regular estaba asociada con una mejor función pulmonar entre las personas fumadoras, independientemente de los niveles de contaminación del aire. En cuanto a las personas no fumadoras, la actividad física pareció tener beneficios para la función pulmonar en zonas con niveles de contaminación del aire bajos o medios; aunque cabe reseñar que estos resultados fueron menos claros en zonas urbanas más contaminadas. De acuerdo con Elaine Fuertes, primera autora de la publicación, "los resultados refuerzan el mensaje de que la actividad física es beneficiosa para la salud, incluida la salud respiratoria".

Contaminación del aire, actividad física y función pulmonar

Tal y como valora Judith Garcia-Aymerich, coordinadora del trabajo y del programa de investigación de Enfermedades no transmisibles y medio ambiente de ISGlobal: "Muchas formas de actividad física tienen lugar al aire libre, como ir en bicicleta, caminar o correr. El transporte activo se promueve como un método para reducir tanto los niveles de contaminación del aire como el sedentarismo. Así, entender la relación entre contaminación del aire, actividad física y función pulmonar, es imprescindible para la toma de decisiones en los ámbitos de la salud pública y la planificación urbana".

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)


 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés