Inicio de sesión

La carne puede consumirse, pero con moderación

 

Tras la alarma desatada por el informe de la OMS que relaciona las carnes rojas y procesadas con el cáncer en general y el cáncer de colon en particular, la organización ha emitido un comunicado en el que especifica que el trabajo realizado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), del que han sido extraídos estos datos, tan sólo refuerza las recomendaciones realizadas por la OMS en 2002, dentro de su informe "Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas", en el que se recomienda a la población el consumo moderado de carne para reducir el riesgo de cáncer.

Carne roja y carne procesada

Desde la OMS puntualizan que carne roja es toda la carne muscular de los mamíferos, incluyendo carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo y cabra. Asimismo, especifican que la carne procesada es aquella que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos tales como la sangre.

Consumo limitado a dos veces por semana

Los expertos consideran que un consumo moderado de carne roja y procesada supone incluir 2 raciones semanales de estos alimentos, considerando que una ración son 125 gramos de carne roja, el peso aproximado que tiene un filete pequeño, una chuleta de cerdo ó 4 lonchas de embutido procedente de carne roja.

Otros riesgos a tener en cuenta

Tener unos hábitos de vida saludables resulta fundamental para reducir el riesgo de cáncer de colon y, también, de otras enfermedades. Tal y como informan desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), no sólo las dietas ricas en grasas animales (carnes rojas) y pobres en fibra pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal; la inactividad física, el consumo de tabaco y alcohol, así como la edad (el riesgo aumenta con los años) o la historia personal de pólipos o cáncer colorrectal, son factores de riesgo para padecer la enfermedad.

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

OMS

AECC

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés