Inicio de sesión

La dermatitis atopica merma la calidad de vida

 

El 89% de los pacientes de esta enfermedad se sienten impotentes ante la misma y el 70% admiten estar cansados y tristes por el impacto que tiene en su vida.

 

Estas son dos de las conclusiones que se derivan del estudio DATOP, cuyo objetivo principal ha sido conocer, desde la perspectiva del paciente, los desencadenantes de la dermatitis atópica, el grado de control percibido y el cumplimiento de las indicaciones médicas y su calidad de vida relacionada con la salud.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Tal y como informa la Academia Española de Dermatología y Venereología, la dermatitis atópica o eczema atópico, es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que aparece fundamentalmente en niños. Es benigna y no contagiosa. Suele iniciarse en la infancia y en general mejora con la edad, aunque puede persistir en la edad adulta o incluso iniciarse en esta época de la vida. Es un trastorno muy común y cada vez más frecuente, sobre todo en los países desarrollados, que afecta por igual a ambos sexos.

El origen es externo

Cosméticos, ropa, ácaros, detergentes/jabones y cambios de temperatura son los desencadenantes más frecuentes de la dermatitis atópica. Además, de acuerdo con las conclusiones del estudio DATOP, el 47,2% de los pacientes adultos y el 39,7% de los pediátricos no aplican el tratamiento farmacológico desde el inicio del episodio. Cuando los brotes son frecuentes o se mantienen en el tiempo, los pacientes están más predispuestos a seguir el tratamiento farmacológico y los consejos médicos y, también, a mejorar la hidratación de la piel.

Se preocupan, pero no se ocupan

Pese a que un alto porcentaje de los pacientes de dermatitis atópica admiten que esta enfermedad afecta a su vida, el grado de control de la misma no es tan bueno como debería. Es, por tanto, necesario potenciar la educación sobre la enfermedad y su manejo para mejorar el grado de control y potenciar su calidad de vida relacionada con la salud.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Actas Dermosifiliográficas