Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La diabetes y la insuficiencia cardiaca están relacionadas

 

La mitad de los pacientes mayores de 65 años con insuficiencia cardiaca presentan diabetes.

La insuficiencia cardiaca y la diabetes son dos de las enfermedades más prevalentes hoy en día. Los expertos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) advierten, además, que la confluencia de ambas en un mismo paciente es cada vez más frecuente, debido a cuestiones fisiopatológicas y al aumento de la edad de los pacientes que las padecen. De hecho, la diabetes favorece el desarrollo de la insuficiencia cardiaca y empeora su pronóstico, mientras que la insuficiencia cardiaca condiciona el tratamiento de la diabetes. Se estima que la prevalencia general de la diabetes en los pacientes con insuficiencia cardiaca está entre el 35-45%.

La asociación diabetes-insuficiencia cardiaca, aumenta con la edad

Desde la SEMI informan también que los pacientes mayores de 75 años tienen el doble de riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca si son diabéticos. En el caso de España, donde la insuficiencia cardiaca es la principal causa de hospitalización en mayores de 65 años, casi la mitad de ellos padecen también diabetes mellitus; y los pacientes con diabetes tienen cinco veces más riesgo de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca.

La importancia de un abordaje integral

Con el objetivo de mejorar el estado de las personas que padecen ambas patologías, los profesionales de la SEMI plantean un reto a los profesionales de la salud: lograr un abordaje integral de los pacientes, teniendo en cuenta los matices que la diabetes genera en la insuficiencia cardiaca, como un peor pronóstico y un empeoramiento de la función renal. En palabras de Álvaro González, coordinador del Grupo de Trabajo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI: "los avances en el conocimiento de los procesos fisiopatológicos implicados en ambas enfermedades está permitiendo descubrir nuevas dianas terapéuticas y nuevos fármacos que están suponiendo una revolución en el manejo de este perfil de pacientes, logrando una reducción de la mortalidad cardiovascular y beneficios netos no logrados hasta ahora con los fármacos disponibles".

Fuentes

Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés