Inicio de sesión

La dieta mediterránea es menos contaminante

 

Diversas investigaciones buscan la forma de paliar las consecuencias del cambio climático. Un nuevo estudio en el que participan el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, la Universidad Jaume I de Castellón y la Universidad de Huelva analiza la huella de carbono de los menús que se sirven diariamente en España, basados en una dieta básicamente mediterránea, y los compara con los ingeridos en países anglosajones, como Reino Unido o EE UU.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los científicos analizaron un total de 448 comidas y 448 cenas repartidas durante todas las estaciones del año para satisfacer unas necesidades calóricas medias de 2.000 kcal. El equipo confeccionó una base de datos con la huella de carbono de alimentos cultivados, pescados o producidos –fundamentalmente en España–, y se calculó la huella de carbono de cada plato y menú simplemente multiplicando por la cantidad requerida en bruto para su preparación. La huella de carbono media diaria obtenida fue de 5,08 kg de CO2 equivalente (CO2e), muy inferior a la media en EE UU, estimada entre 8,5 y 8,8 kg de CO2e, o la de Reino Unido, estimada en 7.4 kg de CO2e; todas ellas para la misma ingesta calórica. Además, se obtuvo la huella de carbono para otras 17 dietas terapéuticas como dieta blanda, líquida, hipoproteica o hiperproteica.

La clave está en la carne de vacuno

Tal y como ha explicado Rosario Vidal, primera autora del estudio e investigadora del departamento de Ingeniería Mecánica y Construcción de la institución valenciana: "Las diferencias entre el valor medio de la dieta mediterránea y la de los países anglosajones se deben a que en España se consume mucha menos carne de vacuno –uno de los alimentos con mayor huella de carbono– y se toman más verduras y frutas, con baja huella de carbono", afirma la experta. "Por eso, no solo es más sana, sino que nuestra dieta es también más ecológica".

Sobre la huella de carbono

Esta medida expresa la cantidad de dióxido de carbono equivalente causante del calentamiento global. Además del dióxido de carbono, diferentes gases contaminantes contribuyen al cambio climático, como el metano. Cada uno de ellos tiene un potencial de calentamiento global relativo al causado por una unidad de dióxido de carbono. El metano, por ejemplo, posee un potencial de calentamiento de 25, lo que significa que se contabiliza como 25 kg de dióxido de carbono equivalentes.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC