Inicio de sesión

La dieta mediterránea para luchar contra la arteriosclerosis

 

De acuerdo con la tesis doctoral realizada por Nuria Goñi, médico de familia en el Centro de Salud de San Jorge, en la Facultad de Medicina de la UNAV, las personas que tienen un nivel moderado de arteriosclerosis y, como consecuencia, un buen estado cardiovascular, notan los beneficios de la dieta mediterránea en tan sólo un año.


¿Cómo se ha realizado el trabajo?

La investigación valoró el efecto sobre el desarrollo de la arteriosclerosis de la ingesta de los distintos hidratos de carbono de la dieta mediante el uso del índice glucémico y la carga glucémica, sin encontrar asociaciones significativas. El potencial inflamatorio de la dieta se midió a través del 'Dietary Inflammatory Index' y el desarrollo de la arteriosclerosis precoz. "Aunque observamos una regresión en el proceso de arteriosclerosis, en función del Dietary Inflammatory Index, la asociación no fue significativa estadísticamente. Concluimos que una de las posibles causas es el que tiempo de seguimiento fue relativamente corto", afirma Goñi.


Beneficios que aumentan con el paso del tiempo

Tal y como explica la autora de la tesis "La arteriosclerosis es un proceso sin síntomas aparentes que transcurre durante años y, por ello, encontrar factores condicionantes en fases preclínicas es fundamental para la prevención de dichas dolencias. En este sentido, aunque existen otros trabajos previos que han estudiado los efectos de la dieta mediterránea en pacientes con niveles avanzados de esta patología, hasta el momento no se había demostrado una relación en aquellos pacientes con menor nivel de arteriosclerosis. Nuestro estudio demostró un efecto beneficioso de la dieta mediterránea en la regresión del proceso de arteriosclerosis tras sólo un año de seguimiento. De este modo, teniendo en cuenta nuestros resultados sería lógico pensar que el efecto beneficioso de esta dieta fuera creciente con el paso del tiempo".


Dieta mediterránea, eficaz en prevención

Las conclusiones obtenidas confirman los efectos beneficiosos de la dieta mediterránea en prevención primaria. "Es decir, antes de que se produzca la enfermedad, e incluso en aquellos pacientes con una mejor salud cardiovascular a priori", afirma la experta.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Universidad de Navarra (UNAV)​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés