Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La importancia de los patrones alimentarios

 

​El trabajo "Diferencias en los patrones alimentarios y horarios de ingesta de las comidas con respecto a la obesidad abdominal en el estudio científico ANIBES", ha investigado la relación entre obesidad abdominal y la frecuencia de las comidas, su duración, así como los patrones de consumo de alimentos e ingesta de energía. Cabe recordar que, de acuerdo con numerosos estudios, acumular demasiada grasa en el abdomen aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los patrones de las mujeres son más saludables

Según sus conclusiones, existen diferencias evidentes de patrones alimentarios entre hombres y mujeres. Tal y como ha señalado en un informe Rosa Mª Ortega, directora del Grupo de Investigación VALORNUT y Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid: "Los hábitos de alimentación de las mujeres eran más adecuados que los de los hombres, ya que realizaban un mayor número de ingestas al día, se saltaban menos comidas y les dedicaban un mayor tiempo. Por su parte, los hombres realizaban una mayor ingesta de energía después de las 14.00 horas y durante las cenas. Además de esto, los hombres consumían más huevos o carne, mientras que en las mujeres era más alto el consumo de pescado, fruta, cereales integrales y lácteos".

Saltarse comidas aumenta el riesgo de obesidad abdominal

Los investigadores partieron de la base de que realizar cuatro o más ingestas diarias reduce el riesgo de padecer obesidad abdominal. De acuerdo con sus datos, algo más de la mitad de las mujeres (54,4%) realizaban más de cuatro comidas al día, mientras que esta cifra se reducía al 38,8% en hombres, que se saltaban con mayor frecuencia el desayuno, la comida de media mañana o la merienda. "Los individuos con obesidad abdominal se saltaban con mayor frecuencia la merienda y dedicaban menos tiempo a la media mañana y más a la comida que aquellos sin obesidad abdominal", afirma Ortega.

Cuidado con los desayunos y comidas demasiado calóricos

En lo referente a la distribución de la energía ingerida en cada una de las comidas a lo largo del día, "los desayunos y comidas que contenían más del 25% y el 35% de la ingesta total de energía respectivamente se asociaron con una mayor probabilidad de padecer obesidad abdominal", subraya Ortega. Por el contrario, las comidas de media mañana y las meriendas, cuya ingesta suponía más del 15% de la energía total, se asociaron con una disminución de la probabilidad de presentar obesidad abdominal, por lo que la importancia de estas dos ingestas es notable".

La importancia de la media mañana y la merienda

De acuerdo con las conclusiones del estudio, los individuos con obesidad abdominal dedicaron menos tiempo a la media mañana; además, consumían menos comidas fuera de casa, dormían menos horas y consumían más energía en el almuerzo y menos en la media mañana y la merienda que aquellos sin obesidad abdominal. En lo referente a la variedad de la alimentación, ésta fue mayor en la población sin obesidad abdominal, grupo en el que se consumían más cereales, cereales integrales y productos lácteos.

El patrón más saludable

Teniendo en cuenta todos estos datos, Ortega afirma: "las futuras estrategias de alimentación enfocadas en reducir la prevalencia de la obesidad abdominal deberían aconsejar la realización de al menos cuatro comidas al día donde el desayuno suponga menos del 25% de la ingesta total de energía, se introduzcan comidas a media mañana y a media tarde que supongan más del 15% de la ingesta total de energía y se intente que la comida se lleve a cabo en un horario apropiado y no exceda del 35% de la ingesta energética total".

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Fundación Española de la Nutrición (FEN)​


 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y p​lanes de cuidados de tu interés