Inicio de sesión

La importancia del autocontrol en las patologías urinarias

 

Durante las IV Jornadas Nefrourológicas de SEMERGEN, Francisco Brenes presidente del Comité Organizador de las jornadas, ha declarado: "Se debe impulsar el conocimiento, manejo y autocontrol de los pacientes con patologías urinarias e incentivarlos para que adopten los adecuados cambios en sus hábitos dietéticos e higiénicos como medida necesaria e imprescindible para la mejora de sus problemas de salud".

Prevalencia de la enfermedad

Se estima que alrededor de cinco millones de personas padece una enfermedad renal crónica. Tal y como declara Brenes, es fundamental que las líneas de actuación vayan dirigidas a mejorar los aspectos preventivos y de diagnóstico precoz, sobre todo en las personas de riesgo, y que debería evitarse el uso de fármacos nefrotóxicos, sobre todo AINES (antinflamatorios no esteroideos), y disminuir la ingesta de sal, junto a un buen control de las cifras de tensión arterial y una mejora de los niveles glucémicos en los diabéticos y los niveles de colesterol y triglicéridos en la población general y de riesgo.

Sobre la HBP

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) se trata de un crecimiento de la glándula prostática debido a un aumento relativo de las hormonas femeninas o estrógenos sobre las hormonas masculinas o testosterona. La HBP aparece en los varones a partir de los 50 años; a los 60 años, más de la mitad de los varones la padece y, entre los 70 y los 80 años hasta el 90% presenta alguno de sus síntomas. Las personas que la padecen presentan micción vacilante o intermitente y una disminución de la fuerza del chorro urinario. En algunas ocasiones, ocasiona también dolor o disuria, sensación de urgencia de orinar y nicturia (aumento de la frecuencia urinaria nocturna).

Otras patologías urinarias

Existen otras enfermedades urinarias no tan conocidas como la HBP pero que son también muy prevalentes y que afectan tanto al varón como a la mujer. "La vejiga hiperactiva, la incontinencia urinaria, infecciones urinarias, tumores vesicales y de próstata, y la enfermedad renal, tanto aguda como crónica, en la que es preciso valorar los factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial y la diabetes", ha añadido el Dr. Brenes.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

SEMERGEN​​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés