SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La mala visión y el fracaso escolar

 

Los datos del informe PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) de 2010 y 2014 revelan que el número de fracasos escolares en España supera la media europea. De acuerdo con El Colegio Nacional de Ópticos Optometristas, en un porcentaje cercano al 30% este problema no está relacionado con las capacidades o inteligencia de los alumnos, sino con anomalías visuales de índole refractivas. El 80% de los conocimientos infantiles llega a través de la visión; es fundamental que el niño vea bien para poder desarrollar un correcto aprendizaje.

El estrés, un problema añadido

Según los expertos de la Academia Americana de Optometría, una visión deficiente en la etapa escolar, además de frenar significativamente el aprendizaje, aumenta el estrés en los niños afectados. Los problemas de visión no detectados y no compensados pueden provocar algunos de los signos y síntomas comúnmente atribuidos al Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Debido a estas similitudes, algunos escolares podrían estar siendo tratados de TDAH cuando, de hecho, tienen un problema de visión que no ha sido detectado.

Revisiones visuales para solucionar el problema

Resulta básico llevar a cabo a estas edades tempranas revisiones visuales periódicas. Tal y como explica Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas: "Debido a que con frecuencia la agudeza visual puede cambiar durante los años escolares, es importante que regularmente, al menos una vez al año, se lleven a cabo exámenes visuales por parte de ópticos-optometristas en donde se descarten problemas refractivos como miopía, hipermetropía o astigmatismo; anomalías de la visión binocular, como los estrabismos, o la ambliopía, popularmente denominada "ojo vago". Todas estas anomalías visuales pueden traer consigo un cierto estrés general que puede afectar al rendimiento escolar y deportivo".

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Colegio Nacional de Ópticos Optometristas​​