Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Aceptar
Inicio de sesión

Las bebidas “light” aumentan el riesgo de ictus y demencia

 

De acuerdo con un un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Boston, dirigido por Matthew P. Pase, del departamento de Neurología, Epidemiología y Medicina Preventiva, el consumo habitual de las bebidas edulcoradas artificialmente (y eso incluye zumos y refrescos "light" o "zero"), puede hasta triplicar el riesgo de ictus y enfermedad de Alzhéimer.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

Con el fin de evaluar la relación entre el consumo de refrescos y el ictus, el equipo de investigación llevó a cabo un seguimiento a dos grupos: 2.900 pacientes mayores de 45 años y 1.500 participantes mayores de 60 años. Los seguimientos de ambos grupos tuvieron una duración de una década. El consumo de bebidas se cuantificó utilizando un cuestionario de frecuencia alimentaria varios exámenes de cohorte. Según los datos, se contabilizaron 97 casos de accidente cerebrovascular (82 de ellos ictus isquémico) y 81 casos de demencia (63 de ellos de Alzhéimer). Tras examinar los cuestionarios, los investigadores concluyeron que el consumo habitual de bebidas azucaradas o edulcoradas artificialmente aumenta considerablemente el riesgo de padecer un ictus o demencia.


"Light" o "zero" no equivale a "saludable"

Los autores del estudio consideraron también el consumo de refrescos "light" o "zero", ya que muchos de los participantes recurren a ellos en busca de una alternativa "más saludable" a los tradicionales. Los datos revelan que estas bebidas también estaban relacionadas con un mayor riesgo de ictus y demencia especialmente importante entre aquellos que las consumen a diario. De acuerdo con sus datos, tomar un refresco "light" o "zero" al día triplicaba las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular o Alzhéimer respecto a quienes solo consumían uno a la semana.


Los refrescos perjudican a la memoria

Trabajos previos habían relacionado la ingesta frecuente de refrescos con mayor riesgo a padecer problemas de corazón, sobrepeso y obesidad. Esta nueva investigación relaciona también el consumo de bebidas edulcoradas con el funcionamiento del cerebro. Los datos obtenidos revelaron también que una mayor ingesta de este tipo de bebidas también estaba asociada con un menor volumen total del cerebro, y con un rendimiento más pobre en las pruebas de memoria episódica.


Una investigación en marcha

El equipo de Pase ha explicado, no obstante, que sería fundamental llevar a cabo nuevas investigaciones que corroboren los hallazgos obtenidos. Añaden también que se deberían estudiar en profundidad los mecanismos subyacentes a las asociaciones reportadas, ya que las enfermedades comúnmente relacionadas con el consumo de refrescos (hipertensión, diabetes, o enfermedades cardiovasculares) no explican, por el momento, el desarrollo del ictus o la demencia.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Stroke​​​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés