Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Las mujeres con bajo nivel educativo tienen peor autopercepción de su salud

 

Un nuevo estudio analiza la influencia del nivel educativo sobre la autopercepción de la salud desde una perspectiva de género en España.

Investigaciones previas demuestran que un buen nivel educativo tiene efectos positivos sobre la salud y, también, que la clase social o el nivel de ingresos influyen sobre la salud autopercibida. Dos investigadoras del departamento de Fundamentos del Análisis Económico e Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Valladolid (UVa), Carmen García Prieto y Sara Pinillos Franco, han analizado si el hecho de tener un mayor nivel formativo influye efectivamente en la forma en que los ciudadanos perciben su salud y si existen diferencias en los resultados obtenidos respecto a hombres y mujeres. El estudio se inició en el año 2015 y forma parte de la tesis doctoral de Sara Pinillos Franco.

A más educación, menos precariedad

En su investigación, las autoras resaltan que la educación no solo incrementa el nivel de salud de la población en general, sino que también contribuye a reducir las desigualdades socioeconómicas de género en salud a lo largo del tiempo.

¿Cómo se ha realizado el trabajo?

La investigación partió de los datos provenientes de la Encuesta de Calidad de Vida del año 2012 para España. La muestra estaba formada por personas de 25 a 65 años (presumiendo que los 25 años como la edad en que la persona ya ha finalizado la formación académica). Las investigadoras midieron el efecto de la educación en la salud autopercibida para toda la muestra seleccionada y para hombres y mujeres por separado. También dividieron a las personas en función de su nivel educativo y comprobaron el efecto del género en la salud.

El género también influye en la autopercepción de la salud

De acuerdo con los resultados obtenidos, el nivel educativo influye en las desigualdades de género en salud. Las investigadoras señalan, además, que las diferencias son estadísticamente significativas entre hombres y mujeres en el estado de salud declarado por el grupo con menor nivel formativo. Las mujeres con menos estudios tienen una percepción peor de su salud, principalmente debido a la precariedad laboral y las condiciones del hogar. En cambio, "entre las personas con mayor nivel educativo no se observan diferencias de género significativas en la salud autopercibida", añaden las investigadoras.

​Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés