Inicio de sesión

Las nueces, el secreto de la longevidad

 

El equipo que ha llevado a cabo el trabajo, en el que han participado Ying Bao, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y Charles Fuchs, del Instituto del Cáncer Dana-Farber (EE UU), concluye que comer nueces, almendras, anacardos, avellanas, piñones y pistachos ayuda a prolongar la vida.

Desarrollo del trabajo

Para llevar a cabo el estudio, los científicos examinaron la vinculación existente entre el consumo de frutos secos con la mortalidad total y por causas específicas entre 76.464 mujeres en el Estudio de Salud de las Enfermeras y 42.498 hombres en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Tal y como explica Bao: "Las personas que consumían unos 28 gramos de frutos secos entre siete o más veces por semana, tenían una tasa de mortalidad un 20% menor que los que no lo hacían". Además, los científicos observaron que aquellos individuos que consumían más frutos secos también estaban más delgados y tendían a llevar un estilo de vida más saludable; fumaban menos y hacían más ejercicio. "Los resultados de nuestro estudio y otras investigaciones sugieren un beneficio potencial del consumo de frutos secos para la promoción de la salud y la longevidad", agregó Fuchs.

Las nueces, las más eficaces

El equipo de investigación aseguró que las nueves eran el fruto seco que presentaba más beneficios. Las nueves tienen un alto contenido de nutrientes como grasas insaturadas, proteínas de alta calidad, vitaminas (vitamina E, ácido fólico y niacina), minerales (magnesio, calcio y potasio) y fitoquímicos; que tienen propiedades cardioprotectoras, anticancerígenas, antinflamatorias y antioxidantes.

 

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés.