Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Las personas con diabetes no sienten igual los síntomas del infarto

 

Un equipo de investigadores del University College de Londres (UCL), Reino Unido, descubre que las personas con diabetes no perciben del mismo modo los síntomas habituales relacionados con el infarto, tales como el dolor en el pecho. Esta circunstancia podría explicar la alta mortalidad de los ataques cardiacos entre los estos pacientes. Cabe recordar que las personas con diabetes presentan hasta tres veces más probabilidades de morir por patologías cardiacas que la población general, y hasta seis veces más de sufrir un infarto.

¿Cómo se ha hecho el estudio?

El estudio, en el que ha participado Melvyn Mark Jones, del Departamento de Investigación de Atención Primaria y Salud de la Población del UCL, ha contado con la participación de 39 adultos con diabetes que habían padecido un infarto agudo de miocardio. La mayoría de ellos eran varones de raza blanca, con diabetes tipo 2, y tenían una edad comprendida entre los 40 y 90 años. Casi todos ellos admitieron haber sentido un ligero dolor en el pecho, no tan agudo como suponían que debía ser el producido por un infarto.

La diabetes también causa daños en los nervios

Tal y como afirman los autores del estudio, la diabetes es una enfermedad que, a largo plazo, daña muchos órganos, como el corazón y, también, los nervios. Es posible, por tanto, que atenúe las sensaciones de los que la padecen, pudiendo hacer que sientan menos dolor cuando el suministro de sangre se corta y se produce la presión sobre el corazón precedente al infarto.

"Esto no puede ser un infarto"

Aunque prácticamente todos los participantes experimentaron dolor en el pecho, a menudo, éste no fue su síntoma más llamativo. Dado que esta molestia no coincidía con lo que ellos entendían que debería ser un "ataque cardíaco", consideraron que se trataba de un efecto secundario de los medicamentos o síntomas de una indigestión. Esta falta de conciencia de lo que está pasando puede hacer que el paciente diabético no de importancia a los síntomas y se retrase a la hora de buscar atención, lo que puede tener un mal desenlace.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

BMJ Open​


 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prev​ención y planes de cuidados de tu interés​