Inicio de sesión

Las “tablets” generan dolor de cuello

 

Trabajos previos sobre el uso de nuevas tecnologías sugieren que, en ocasiones, los dispositivos electrónicos están asociados a una mayor activación de los músculos extensores del cuello, favoreciendo el cansancio y la aparición de dolor. Un nuevo estudio, realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Washington, ha sido el primero en analizar si el riesgo varía en función del tipo de dispositivo, la postura adoptada, la actividad realizada en el mismo y las características físicas de los usuarios.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El objetivo del equipo de trabajo ha sido evaluar la biomecánica del sistema cabeza-cuello durante el uso de "tablets". Los científicos han tenido en cuenta una variable fisiológica relevante, la exigencia que el peso de la cabeza requiere sobre los músculos del cuello cuando se está consultando el dispositivo en diferentes posturas. Los investigadores llevaron a cabo un seguimiento a 33 estudiantes y profesionales universitarios que usaban "tablets" a diario. A todos ellos se les pidió que los consultaran en diferentes posturas, mientras leían o escribían, de dos a cinco minutos seguidos. Los autores realizaron radiografías y utilizaron un modelo biomecánico para evaluar la ergonomía del cuello y comprobar así si éste resultaba dañado.

A mayor flexión, mayor dolor

Según sus datos, cuando los usuarios estaban tumbados o colocaban este dispositivo sobre su regazo, la tensión muscular de las cervicales era entre 3 y 5 veces mayor. Sin embargo, los investigadores no vieron diferencias sustanciales en los resultados asociados a la actividad que realizaban los participantes.

Proyección del estudio

Los resultados obtenidos proporcionan datos cuantitativos sobre los requisitos mecánicos en la musculatura del cuello durante el uso de las "tablets" que son importantes para desarrollar directrices de ergonomía. Los autores creen que la posición del cuello es clave para evitar que aparezcan molestias a largo plazo y apuntan la necesidad de realizar más investigaciones que analicen de manera específica, tanto la postura, como la frecuencia de uso de estos dispositivos.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Ergonomics