Inicio de sesión

Lo último en alimentación saludable

 

Las nuevas guías de la SENC constituyen una herramienta fundamental para la población en general y, también, para los profesionales de la salud y del ámbito educativo. Dichas guías son una actualización de las presentadas en 2001 y se han realizado teniendo en cuenta los conocimientos científicos sobre alimentos y nutrientes y, también, los problemas de salud más frecuentes, los hábitos alimentarios, usos y costumbres de la población española, los niveles de práctica de actividad física y sedentarismo, así como el actual contexto socioeconómico y cultural.


La nueva pirámide de la alimentación saludable

Los hábitos básicos que conforman la base de la nueva pirámide de la alimentación saludable incluyen:

  • Realizar actividad física, 60 minutos al día de intensidad moderada o su equivalente de 10.000 pasos al día.

  • Equilibrio emocional. Los expertos consideran que las emociones, el bienestar percibido y el estrés influyen en la ingesta alimentaria. Recomiendan, por tanto, dedicar tiempo a la compra de los alimentos y a su cocinado, así como transmitir este conocimiento a los hijos a través de las comidas en familia.

  • Balance energético. Es recomendable que la ingesta alimentaria se adapte de manera cuantitativa (tamaño de las raciones, frecuencia de consumo y momento del día en que se consumen los alimentos) al grado de actividad física. Se recomienda igualmente realizar cinco comidas al día y mantener una vida activa.

  • Técnicas culinarias saludables. La forma de preparar los alimentos, así como los utensilios utilizados para ello, pueden afectar a su calidad nutricional, cualidades organolépticas y contribuir a la posible transferencia de sustancias indeseables. Como norma general, los expertos de la SENC recomiendan el cocinado al vapor, las preparaciones seguras en crudo o las menos elaboradas, ya que ofrecen mejor valor nutricional e incluso organoléptico.

  • Beber 4-6 vasos de agua al día. Es recomendable incorporar la ingesta de agua y otros líquidos o alimentos apropiados hasta llegar a los 2,5 litros diarios. Esta cantidad debería incrementarse de manera adecuada en caso de actividad física, aumento de la temperatura o humedad ambiental, fiebre o pérdida de líquidos. Se recomienda como primera opción el consumo de agua.


Alimentos y grupos de alimentos de consumo diario

Los especialistas consideran que es imprescindible comer habitualmente cereales de grano entero y sus derivados integrales, incluir tres o más raciones o piezas de fruta variada al día, incorporar dos raciones de verduras y hortalizas al día (mejor si son de temporada), tener el aceite de oliva como referencia grasa para acompañar las comidas y consumir alimentos ricos en proteínas de origen animal (carnes magras, aves, pescados y huevos) o vegetal (legumbres, frutos secos y semillas), que aportan nutrientes de interés, como iodo, zinc, hierro y otros minerales, vitaminas como la B12 y ácidos grasos esenciales, y también omega-3 en el caso de frutos secos y pescados.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Lo último en alimentación saludable​


​Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés