Inicio de sesión

Los jóvenes subestiman los síntomas del ictus

 

Según la FEI, Federación Española del Ictus, se trata de una enfermedad cerebrovascular producida por la disminución u obstrucción del flujo sanguíneo. La sangre no llega al cerebro en la cantidad necesaria y, como consecuencia, las células nerviosas no reciben oxígeno, dejando de funcionar. De acuerdo con los datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN) es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones. En Europa mueren 650.000 personas anualmente por esta causa y, de ellos, 40.000 son españoles. Al año se detectan unos 120.000 casos nuevos. De hecho, cada seis minutos se produce un ictus en España.

 

La ventana de oro

La encuesta, llevada a cabo por David Liebeskind, profesor de Neurología, director de Programas de Pacientes Ambulatorios de Ictus y Neurovasculares y director del "Neurovascular Imaging Research Core" del Centro Médico Ronald Reagan de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, revela que los adultos de menos de 45 años suelen no dar importancia a los síntomas del ictus y piensan que no es necesario ir al hospital con urgencia. Es importante concienciar a la población sobre la importancia de actuar rápidamente ante una situación así ya que las tres horas siguientes al momento en que una persona experimenta un infarto cerebral son claves para evitar consecuencias devastadoras. Los especialistas llaman a este periodo "ventana de oro".

 

Sólo uno de cada tres

El equipo de Liebeskind preguntó a más de un millar de personas detectando que, sólo uno de cada tres adultos menores de 45 años iría al hospital con urgencia tras detectar síntomas de ictus, mientras que casi el 73% esperaría a ver si mejoraban. "Es fundamental concienciar a los más jóvenes sobre los síntomas del accidente cerebrovascular y convencerlos de la urgencia de la situación", afirma Liebeskind.

 

Síntomas de ictus

Según GEECV-SEN, los principales síntomas de ictus son:

  • Pérdida de fuerza de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.
  • Trastornos de la sensibilidad, sensación de "acorchamiento u hormigueo" de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.
  • Pérdida súbita de visión, parcial o total, en uno o ambos ojos.
  • Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse, lenguaje que nos cuesta articular y ser entendido por quien nos escucha.
  • Dolor de cabeza de inicio súbito, de intensidad inhabitual y sin causa aparente.
  • Sensación de vértigo intenso, inestabilidad, desequilibrio o caídas  bruscas inexplicadas, si se acompañan de cualquiera de los síntomas descritos con anterioridad.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN)

Universidad de California Los Ángeles (UCLA)

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés