Inicio de sesión

Luz verde para la comida sana

 

Este sistema, que ha sido anunciado a la población inglesa por la ministra de salud Anna Soubry, comprende una combinación de cantidades diarias orientativas, códigos de colores y textos en diferentes tamaños. Para llevarlo a cabo se ha contado con el consenso de minoristas, fabricantes y otros agentes implicados en el sector de la alimentación. Tal y como ha declarado la ministra “la gran variedad de etiquetas que se usan habitualmente en Europa, resultan confusas para los consumidores. Un etiquetado claro permitirá comprobar de un vistazo qué contienen los alimentos, ayudando a los consumidores a elegir las opciones más saludables y a controlar la ingesta de calorías”.

Códigos de colores

Según está previsto, el nuevo etiquetado empleará los colores rojo, naranja y verde para informar de la cantidad de azúcares, sal, grasas saturadas y calorías de cada producto advirtiendo a los consumidores de si debe o no consumirse de manera moderada. Las etiquetas informarán también de cuáles son las cantidades diarias de consumo de cada alimento “bajo”, “medio” o “alto”.

Un sistema sencillo

Charlie Powell, quien lidera un movimiento para mejorar la alimentación infantil afirma: “Ya no será necesario ser un genio en matemáticas para averiguar cuál es el producto más saludable”.

En marcha el verano que viene

Las principales compañías alimentarias británicas como las cadenas de supermercados del país han decidido adoptar este etiquetado. La decisión no ha sido fácil, en un primer momento algunos grandes grupos fueron reacios a asumir este sistema que, según parece, estará disponible a mediados del próximo año en Reino Unido.

Acceso al estudio original

Department of Health United Kingdom

http://mediacentre.dh.gov.uk/2012/10/24/hybrid-system-for-food-labelling-given-green-light/

Acceso a publicaciones de la noticia

Diario El mundo

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/10/25/nutricion/1351161501.html