Inicio de sesión

Mejorar la coordinación para reducir el dolor lumbar

 

Las molestias de espalda están muy extendidas en la sociedad actual y suponen un problema para muchas personas que las padecen, siendo causa habitual de bajas laborales. Un trabajo reciente demuestra los ejercicios que mejoran el control motor ayudan a combatir el dolor lumbar crónico.

 

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los ejercicios de control motor tienen como objetivo restaurar el uso coordinado y efectivo de los músculos que controlan y apoyan la columna. Los pacientes inicialmente son guiados por un terapeuta para practicar el uso normal de los músculos durante tareas sencillas. Al aumentar las habilidades del paciente, los ejercicios progresan a tareas más complejas y funcionales que incluyen los músculos del tronco y los miembros. Para probar las ventajas de este tipo de actividad física sobre las lumbalgias, los investigadores analizaron 29 ensayos contenidos en el Manual Cochrane, que contaban con datos de 2.431 personas de entre 22 y 55 años. En los ensayos se comparaban los beneficios de los ejercicios para la coordinación, frente a otro tipo de ejercicios y a no practicar ningún ejercicio.

 

Cuanta más coordinación, menos dolor

De acuerdo con los resultados, los participantes que habían realizado ejercicios de control motor mejoraban su estado físico y experimentaban menos dolor de espalda, en comparación con los que habían realizado otros ejercicios y con los que no habían realizado ninguna actividad. El autor principal del estudio, Bruno Saragiotto, fisioterapeuta del George Institute de la Universidad de Sydney (Australia), sostiene que mejorar la fuerza y la coordinación muscular de la columna con ejercicios de control motor constituye un enfoque alternativo al tratamiento del dolor lumbar. Esta actividad física puede ser tan efectiva como cualquier otra, su elección o no debe considerar diferentes factores, como las preferencias del paciente, el terapeuta, los costes y la disponibilidad.

 

Mucho camino por recorrer

Saragiotto afirma que, aunque los resultados del trabajo han sido positivos, no se puede afirmar con certeza que estos ejercicios sean mejores que otros para combatir las lumbalgias. Es necesario investigar más en esta línea para poder ofrecer a los pacientes información útil para mejorar su situación.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad

Biblioteca Cochrane​


 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés