Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Motivarse en familia para hacer deporte

 

Los resultados de una encuesta llevada a cabo por la Fundación Española del Corazón (FEC), la World Heart Federation (WHF) y la Union Of European Football Associations (UEFA), en la que han participado 522 menores, revela que el 85% de los niños de entre 5 y 17 años no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


El sedentarismo: una tendencia insana

La vida digital en la que nos vemos inmersos hace que los niños pasen más tiempo delante de una pantalla que realizando ejercicio físico, algo más apropiado y saludable para su edad. Habituarse a llevar una vida sedentaria es perjudicial para la salud, ya que la inactividad física está detrás de un 6% de las defunciones globales. El sedentarismo está considerado como uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, a la que se atribuye la muerte en España de más de 117.000 personas al año. Desde la FEC advierten que el sedentarismo mata 65 veces más que los accidentes de tráfico. Pero, recuerdan también, que los hábitos de vida saludables, entre los que se incluye el ejercicio físico practicado de manera regular, pueden prevenir el 80% de las patologías cardiovasculares.


Los padres suspenden como "motivadores" físicos

De acuerdo con la encuesta referida, los padres no hacen todo lo que está en su mano para fomentar la actividad de sus hijos: El 17% de los niños encuestados destaca que nunca realiza deporte en familia y un 23% reclama el apoyo de sus padres para practicar ejercicio físico. Carlos Macaya, presidente de la FEC, subraya: "Dedicar un tiempo para realizar actividad física en familia es la vía más constructiva para lograr que los niños huyan de la tendencia sedentaria, ya que ven un ejemplo en su propia casa y adquieren este buen hábito desde la infancia para mantenerlo de por vida. De hecho, según un estudio publicado el año pasado en Circulation, las conductas saludables en la primera etapa de la vida pueden mejorar hasta un 35% la salud cardiovascular en la edad adulta".


Los riesgos de la inactividad física

Los expertos de la OMS han establecido los costes agravantes de la falta de actividad física a lo largo de la vida. Según ellos, los pre-escolares con padres inactivos son mucho menos propensos a ser activos y faltan a la escuela dos días más que la media de alumnos. Además, los adolescentes que practican poca actividad física tienen un peor rendimiento académico. Por último, destacan que los adultos con tendencias sedentarias presentan un menor salario laboral, una semana más al año de baja laboral por enfermedades, mayores costes de atención sanitaria, aumento de muertes prematuras y un descenso, de hasta cinco años, de esperanza de vida.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Fundación del Corazón​


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés