Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Pocos recursos y obesidad infantil

 

De acuerdo con las conclusiones de diversas investigaciones, los escasos recursos económicos marcan tendencia al sobrepeso, aumentando el riesgo de que este problema llegue hasta la edad adulta. Un nuevo estudio, liderado por Yvonne Kelly, del departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad College London (Reino Unido) ha vuelto a confirmar esta tendencia.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de Kelly recopiló datos de unas 20.000 familias del Reino Unido en las que había niños de 5 años. Las medidas se volvieron a tomar posteriormente, cuando los pequeños habían cumplido 11. A los 5 años, los niños que vivían en familias con pocos recursos económicos tenían casi dos veces más riesgo de ser obesos que los que vivían en una posición más acomodada: eran obesos el 6,6% de los niños más desfavorecidos y sólo el 3,5% de los que contaban con más recursos económicos. Seis años más tarde, la diferencia se hacía mayor, aumentando entre los mas pobres hasta alcanzar el 7,9% y disminuyendo entre los más ricos hasta el 2,9%.

Otros factores a considerar

Los investigadores también tuvieron en cuenta otros factores como, por ejemplo, si la madre tenía exceso de peso, si había fumado durante el embarazo, hasta cuando había recibido lactancia materna y si había empezado a consumir alimentos sólidos antes de los 4 meses. También se recogieron datos sobre la frecuencia de ejercicio físico de los niños, el juego interactivo con sus padres, el tiempo que pasaban viendo la televisión, las horas de sueño y los hábitos alimentarios (si el niño hacía todas las comidas, consumo diario de frutas y verduras, cantidad de refrescos al día…).

El papel de los padres

Según los resultados del estudio, hacer deporte más de tres veces a la semana protege eficazmente contra el sobrepeso, al igual que acostarse más temprano y consumir frutas con regularidad. El hecho de que la madre haya fumado en el embarazo o que padezca sobrepeso puede añadir un riesgo adicional de obesidad al niño de hasta un 20%. El trabajo evidencia la importancia de concienciar a los padres sobre los buenos hábitos ya que, en las familias con escasos recursos, hay un peor acceso a la información y más dificultad a la hora de llevar a la práctica determinados hábitos saludables. Existen investigaciones en marcha destinadas a mejorar la eficacia de las intervenciones orientadas a reducir la obesidad infantil como las iniciativas "Change4life", "5-a-day" (5 piezas de fruta y verdura al día) y "10.000 steps a day" (10.000 al día).

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

European Journal of Public Health​


 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​