Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Prevenir ahogamientos este verano

 

Con ocasión de la llegada de la época estival, cuando la longitud de las costas españolas, el gran número de piscinas y la cantidad de aguas naturales, unido a las buenas condiciones climatológicas, permiten disfrutar del ocio en el agua el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recuerda a los ciudadanos que es importante extremar las precauciones en el agua para prevenir ahogamientos y otras lesiones graves, como traumatismos craneoencefálicos y lesiones medulares.

Personas mayores y niños en riesgo

Según fuentes del ministerio, en 2016 fallecieron en España 439 personas por ahogamiento, 344 hombres y 95 mujeres. El 41,7% de los fallecidos por ahogamiento tenían 65 años o más. Cinco niños menores de 10 años fallecieron en piscinas. De acuerdo con la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, 122 personas han fallecido por ahogamiento en espacios acuáticos españoles en el primer semestre. El perfil de la persona ahogada en el 2018 es similar al del 2016, por lo que se recomienda que se incrementen las precauciones en el medio acuático para personas mayores y niños.

No hay que perderle el respeto al agua

Los expertos del Ministerio han hecho públicos una serie de consejos para prevenir accidentes y ahogamientos en el agua:

  • Asegúrese de que la piscina donde acude con su familia cuenta con las adecuadas medidas de seguridad como socorrista o cercado perimetral para que sus hijos pequeños no pueden acceder libremente.
  • Recuerde que la vigilancia de sus hijos menores es su responsabilidad; la del socorrista es el salvamento acuático cuando sea necesario.
  • Vigile a los menores en todo momento cuando estén en el agua o jugando cerca de ella, y no delegue esta responsabilidad en un niño más mayor.
  • Para los niños, el cercado perimetral es muy seguro, ya que aísla completamente la piscina.
  • Si no sabe nadar o no nada bien utilice un chaleco salvavidas para bañarse y úselo siempre para practicar un deporte acuático. Los flotadores hinchables no son recomendables.
  • En la playa, respete el significado de las banderas: nunca se bañe si está roja.
  • Báñese en playas con vigilancia y respete siempre las indicaciones de los socorristas.
  • No sobreestime su condición física ni su capacidad para nadar. En el mar, si se encuentra cansado o tiene dificultad para volver, nade de espaldas moviendo las piernas solamente hasta llegar cerca de la orilla.
  • No se bañe en zonas donde esté prohibido el baño.
  • Báñese siempre acompañado, sobre todo si es una persona mayor o padece algún problema de salud.
  • El consumo de alcohol antes del baño disminuye la capacidad de reacción ante un peligro y puede propiciar conductas que pueden poner en riesgo nuestra salud.
  • Bañarse de noche es muy peligroso: si le ocurriera algo, nadie podría verlo.
  • Tirarse de cabeza desde una gran altura, en lugares de poca profundidad o sin conocer si existe algún obstáculo en el fondo puede producir lesiones muy graves.
  • Salga enseguida del agua si se encuentra cansado o siente frío.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés