Inicio de sesión

Proteger los ojos de las pantallas

 

El 70% de la población sufre el Síndrome Visual Informático (SVI), derivado de mirar en exceso las pantallas de los dispositivos electrónicos.

 

Las fuentes de luz artificial actuales son duraderas, consumen poca energía y producen menos impacto medioambiental. Pero, por otro lado, emiten en la banda de longitudes de onda de la luz azul más nociva para la retina. Según un estudio llevado a cabo por el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Catalunya (COOOC) el uso excesivo de pantallas de ordenador, teléfonos móviles o tabletas es perjudicial para la vista.

"Sobredosis" de pantallas a todas las edades

El trabajo del COOOC ha recopilado datos de 1.400 personas de 14 a 70 años. Según sus conclusiones, en España entre el 50 y el 90% de la población mira las pantallas mucho más de las dos horas diarias recomendadas. Los menores de 30 años lo hacen una media de 10,5 horas, de los 31 a los 45 años alrededor de 9,3 horas y de 46 a 70 años aproximadamente 3,8 horas diarias.

¿De qué forma afecta la luz azul a los ojos?

La luz azul, también llamada luz visible de alta energía, se asocia a la fatiga y el estrés visual y, también, a la aparición precoz de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), una de las principales causas de ceguera en el mundo. La luz azul acelera la muerte celular de las células de la retina. Es importante evitar una exposición de larga duración ante estos dispositivos o proteger los ojos mientras dure.

¿Es posible prevenir el SVI?

Desde el COOOC, ofrecen cinco consejos para prevenir el SVI

  • Seguir la regla del 20-20-20: apartar la mirada durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros).
  • Evitar los reflejos en la pantalla, especialmente de luces superiores o ventanas.
  • Mantener una postura adecuada frente al ordenador
  • Situar la parte superior del monitor a la altura de los ojos o algo por debajo.
  • Parpadear voluntariamente o mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando.

Consumir frutas y verduras con gran cantidad de luteína (calabaza, calabacín, kiwi, uvas rojas…) y proteger los ojos con lentes que bloquean la luz azul, también ayuda a reducir el impacto de esta sobre la retina.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

COOOC