Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Prueba FeNo para el asma, complementaria pero no imprescindible

 
La prueba de Óxido Nítrico, técnica de diagnóstico y de monitorización del tratamiento de asma, se utiliza principalmente para confirmar el historial del paciente, por lo que no sustituye otros métodos de seguimiento.

Tal y como explica Santiago Quirce, miembro de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC) y Jefe del Servicio de Alergología de La Paz “se trata de una prueba que siempre debe ponerse en relación con el historial clínico de la persona. El seguimiento de la función pulmonar de capacidad espiratoria máxima es lo que más ayuda a conocer la situación del paciente y, por tanto, los datos que deben consultarse a la hora de ponerle un tratamiento adecuado que le permita controlar su enfermedad y evitar exacerbaciones”.

Usos más comunes
“La técnica de FeNo se utiliza, principalmente, para confirmar sospechas de asma y predecir cómo será la respuesta del paciente a corticosteroides inhalados. En algunas ocasiones se emplea para saber si el asmático está cumpliendo correctamente
con el tratamiento”, añade Quirce.

Exposición alergénica
La Prueba de Óxido Nítrico también puede hacerse para saber el grado de exposición alergénica en una persona sensibilizada. “Una persona alérgica a los gatos que tiene un gato en casa, lógicamente tendrá el óxido nítrico muy elevado en su exacerbación”, comenta el experto.


Mecánica muy simple
Para poder llevar a cabo esta prueba sencilla y no invasiva, el paciente debe realizar una espiración mantenida durante un tiempo mínimo (6 segundos) a un flujo constante de 50 ml por segundo. Los instrumentos de medición utilizados determinarán la cantidad de Óxido Nítrico que hay en el aire exhalado, un dato que puede servir al médico para complementar la información del historial clínico.


Controla el asma y sus síntomas. Inscríbete en nuestro Plan de Cuidados del Asma, gratis en Adeslas Prevención.