Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Saltarse el desayuno y dormir poco, causa del sobrepeso en niños

 

El sobrepeso y la obesidad en la infancia están vinculados a problemas psicológicos como baja autoestima e infelicidad, así como comportamientos de riesgo como fumar y consumir alcohol, que pueden extenderse hasta la adolescencia y la edad adulta. Investigadores de la London´s Global University afirman que los niños que se saltan el desayuno y que no duermen lo suficiente, tienen más probabilidades de padecer sobrepeso y obesidad. El riesgo también aumenta en los casos en los que la madre ha fumado durante el embarazo. Dado que los tres factores son modificables, los científicos subrayan la importancia que tiene informar de ello y fomentar la intervención temprana para evitar el sobrepeso y la obesidad infantil. Se trata de la primera investigación en UK que observa los patrones de desarrollo del peso del índice de masa corporal (IMC) en los primeros 10 años de la vida de un niño, y examina los factores de estilo de vida que parecen predecir el aumento de peso.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

La investigación se ha basado en el Millennium Cohort Study, que recoge datos de niños de 19.244 familias, nacidos en Reino Unido, entre septiembre del 2000 y enero de 2002. Los datos sobre el peso y la estatura se recogieron cuando los niños tenían 3, 5, 7 y 11 años. Esta investigación utilizó información observacional, por lo que es difícil sacar conclusiones fiables de causa y efecto. Sin embargo, lo extenso del trabajo ha permitido a los investigadores tener en cuenta muchos de los factores que influyen en el desarrollo del peso de un niño.


Tres factores que aumentan la tendencia al sobrepeso en niños

De acuerdo con la Profesora Yvonne Kelly (UCL Epidemiology & Public Health), directora de la investigación, "Es bien sabido que los niños de madres con sobrepeso u obesas son más propensos a tener sobrepeso ellos mismos. Esta circunstancia puede deberse a la influencia del ambiente y, quizá también, a una predisposición genética a ganar peso". Además, tal y como comenta Kelly "El estudio muestra que interrumpir las rutinas de comidas (saltarse el desayuno) y de sueño (no dormir lo suficiente), podrían acarrear un aumento de peso asociado a un mayor apetito y al consumo de alimentos densos en energía". En lo que respecta al vínculo entre el consumo de tabaco de la madre gestante y la obesidad infantil, los investigadores señalan que puede deberse a la relación que existe entre la exposición del feto al tabaco y la coordinación motor infantil, algo que podría ocasionar un Índice de Masa Corporal (IMC) elevado.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

London´s Global University​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés