Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Siete datos que relacionan salud y medioambiente

 

Investigadores de ISGlobal, con el apoyo de la investigadora Cristina O´Callagham, demuestran la estrecha relación entre salud y medioambiente.

Tal y como explican los expertos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la "Fundación la Caixa", el origen de nuevos patógenos como el SARS-CoV-2 proviene de la degradación ambiental, por lo que la actual pandemia de la COVID-19 no hace sino evidenciar la conexión que hay entre nuestra salud y el medio ambiente. Así, desde su punto de vista, proteger el medio ambiente y adoptar un enfoque de salud planetaria es una estrategia esencial para evitar otras crisis de salud importantes en el futuro.


Siete datos reveladores

Desde ISGlobal, con el apoyo de la microbióloga Cristina O´Callagham, experta en salud planetaria de esta entidad, han recopilado siete datos que evidencian la íntima relación entre nuestra salud y el medio ambiente:

1.     Tres de cada cuatro nuevas enfermedades (como la COVID-19), tienen un origen animal. El número de virus desconocidos es enorme (alrededor de 320.000 solo en mamíferos).

2.     Cuando menor es la biodiversidad, mayor es el riesgo de transmisión de enfermedades: la pérdida de biodiversidad agrava el riesgo y la incidencia de enfermedades infecciosas.

3.     El 31% de los brotes de enfermedades infecciosas emergentes están vinculados a la deforestación. Desde el 2000, hemos reducido 2,3 millones de km2 (equivalente a casi toda la superficie de Groenlandia) de bosque primario. La deforestación facilita un contacto más cercano entre personas y animales salvajes, creando un mayor riesgo de enfermedades zoonóticas.

4.     Mitigar el cambio climático puede evitar 250.000 muertes al año. Esta variación del clima terrestre tiene efectos directos sobre nuestra salud: aumento de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, golpes de calor, enfermedades transmitidas por vectores y desnutrición. El cambio climático también produce efectos indirectos: sobre nuestra salud causados por el aumento de la pobreza, la migración masiva y los conflictos violentos

5.     La producción mundial insostenible de alimentos representa un peligro para las personas y el planeta. La paradoja del hambre y la obesidad: vivimos en un mundo donde el hambre crónica afecta a más de 850 millones de personas, mientras que otros 500 millones sufren obesidad.

6.     La contaminación del aire mata a siete millones de personas en todo el mundo cada año. nueve de cada diez personas respiran un aire que contiene altos niveles de partículas o gases contaminantes. Si reducimos ahora los contaminantes del aire, podríamos frenar el aumento del calentamiento global en 0,6 ° C para el 2050.

7.     El agua contaminada enferma a 1.000 millones de personas cada año. El agua en mal estado puede transmitir enfermedades como diarrea, cólera, disentería, fiebre tifoidea y polio.

 

Fuente

ISGlobal

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés