Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Tener mal humor es malo para el corazón

 

Según un informe de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), las personas con mal carácter o que presentan una actitud hostil, así como aquellas que se caracterizan por mantener siempre una sensación continua de desconfianza, enojo o rabia, y tienen tendencia a mantener relaciones agresivas e inadaptadas, presentan un riesgo más elevado de desarrollar enfermedades cardiovasculares. 
Esta mayor propensión también se da en aquellos con tendencia a experimentar emociones negativas y a inhibirse en la relación con los demás, especialmente si ya padecen una enfermedad cardiovascular.

Hábitos saludables versus mal carácter

Tal y como ha señalado el presidente de SEH-LELHA, Julián Segura, "Las personas con un estatus socioeconómico bajo o estrés crónico son también más propensos a la depresión, la hostilidad y el aislamiento social. 
Coincide, además, que estas personas son las que presentan un estilo de vida menos saludable (consumo de tabaco, alimentación poco equilibrada y menor ejercicio físico) y una peor adherencia a las recomendaciones sobre los cambios en el estilo de vida". Es fundamental mentalizar a quienes tienen riesgo de sufrir patologías cardiovasculares sobre la importancia de llevar hábitos de vida saludable. "Tener una rutina saludable puede prevenir y retrasar de forma segura la aparición de hipertensión en pacientes no hipertensos y la necesidad de seguir un tratamiento farmacológico en pacientes con hipertensión de grado 1. Además, contribuye a reducir el número y la dosis de fármacos en pacientes hipertensos en tratamiento farmacológico", añade Segura.

Básicos del estilo de vida sano

Los expertos de la SEH-LELHA señalan que reducir el consumo de sal, aumentar el de frutas, verduras y alimentos bajos en grasa y ricos en ácidos grasos insaturados, controlar del peso, realizar actividad física regular, abandonar el tabaco y consumir alcohol de forma moderada (eligiendo preferiblemente bebidas fermentadas como el vino o la cerveza), son hábitos saludables que han demostrado ser eficaces para reducir la presión arterial. En lo que se refiere a la realización de dietas, la Sociedad Española de Hipertensión recomienda huir de aquellas generalizadas que cuantifican el consumo de calorías, y seguir las recomendaciones personalizadas sobre hábitos nutricionales que puede facilitar el personal sanitario, así como realizar un diario de comidas que incluya el sitio donde se come, los menús, horarios, si se está de viaje, etc.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

SEH-LELHA


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​