SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Una infancia tranquila es beneficioso para el corazón

 

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos finlandeses, los niños y adolescentes que crecen en un entorno favorable (con circunstancias emocionales y socioeconómicas estables, padres con hábitos saludables, adaptados socialmente y en ausencia de acontecimientos estresantes), tienen un 35% más de probabilidades de tener una buena salud cardiovascular en la edad adulta en comparación con aquellos que presentan menos factores favorables.

¿Cómo se ha realizado la investigación?

El equipo de científicos ha recopilado datos de 1.089 participantes de entre 3 y 18 años relativos a ciertos indicadores de riesgo cardiovascular, como índice de masa corporal (IMC), presión arterial y colesterol. Además, mediante un exhaustivo test, han considerado la presencia o no de distintos factores psicosociales favorables. Pasados veintisiete años, los investigadores volvieron a evaluar el estado de salud cardiovascular de los participantes a través de diferentes indicadores (IMC, actividad física semanal, el tabaquismo, la dieta equilibrada y los niveles de presión arterial, de colesterol y de glucosa en sangre).

Infancia tranquila, adultos saludables

Los resultados revelaron que los niños que habían estado expuestos a factores psicosociales positivos presentaban un 14% más de probabilidades de mantener IMC normal, un 12% más de probabilidades de no ser fumador y un 11% más de mantener unos niveles de glucosa correctos en la edad adulta. Según los investigadores, además de los factores psicosociales específicos, un entorno socioeconómico favorable y una mayor capacidad de autorregulación por parte del niño, son los factores que aportan un mayor beneficio a la salud cardiovascular en la edad adulta.

Buenos hábitos en la infancia ayudan a prevenir

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que un 60% de los hábitos de vida se adquieren en la infancia. Subrayan, además, que el trabajo preventivo en edades tempranas es fundamental para lograr reducir el impacto y la gravedad de las enfermedades cardiovasculares. "Resulta vital hacer énfasis sobre la prevención cardiovascular desde las escuelas, priorizando la importancia de una alimentación cardiosaludable y de la práctica periódica de actividad física para abordar, desde la infancia, problemas de salud como la obesidad y el sedentarismo", explica el doctor Leandro Plaza, presidente de la FEC.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Fundación Española del Corazón (FEC)​​

​ 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés