SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Un buen jefe puede mejorar su salud

 

La psicóloga María Manzano Sánchez, socia-fundadora de la escuela de Coaching Lider-haz-go! y profesora de habilidades directivas en la Universidad Europea de Madrid y la Universidad Politécnica de Madrid explica “Tener claro cuál es nuestro sitio en la vida, es clave para la salud y la felicidad. Los buenos jefes son aquellos que ayudan al empleado a saber cuál es su sitio dentro de su trabajo, quienes marcan claramente la dirección y la contribución de cada persona en su puesto laboral”.

Un toque personal

Los directivos deben ser capaces de tratar a los trabajadores de manera adecuada. “El buen jefe gratifica a los que colaboran; A los que tienen mejores resultados no sólo en el ´Qué sino también en el cómo, a los que generan equipo, a los que facilitan el trabajo a los compañeros y los que piensan en el largo plazo. Y es que –subraya Manzano-, no hay nada más injusto que tratar a todo el mundo por igual”.

Características de un buen jefe

“Para saber sacar el máximo a los empleados y ejercer el liderazgo de una forma sana, un buen jefe debe saber gestionarse a sí mismo correctamente; ser un modelo en sí mismo”, explica la experta. “Además, debe gestionar a su equipo ayudándolo a crecer no boicoteando a aquellos que destacan por sus buenas cualidades”, subraya. Por último, “el buen jefe ha de tener clara la visión del negocio y también saber trasmitirla a sus subordinados”, explica.

La crisis pone a prueba el liderazgo

La difícil situación actual ha alterado los comportamientos de jefes y empleados, volviéndolo todo más confuso. “Durante los tiempos de bonanza las empresas tienen clara su dirección: se encaminan hacia el éxito. Sin embargo, en momentos de crisis lo que se busca es sobrevivir, llegando incluso a desaprovechar oportunidades de crecimiento. Esta idea de supervivencia existe incluso en aquellas empresas que funcionan bien, lo cual no hace sino empeorar la crisis. El coach ayuda a trabajadores y directivos a ver las cosas desde otra perspectiva, a asumir el protagonismo de la propia vida y a tener más claro la dirección a seguir”.

Acceso al estudio original

Instituto Finlandés de Salud Laboral

http://www.ttl.fi/en/pages/default.aspx

Acceso a otras publicaciones de la noticia

Expansión

http://www.expansion.com/2012/09/14/directivos/1347638057.html