Información sobre tratamientos dentales

Todo lo que necesitas saber acerca de los tratamientos de Ortodoncia, Implantes dentales y Estética dental.

Carillas de composite

¿Qué son los brackets? ¿Qué tipos de brackets existen?

Las carillas de composite, al igual que las carillas de porcelana, consisten en colocar unas finas capas del material elegido que cubren la superficie frontal de los dientes para mejorar su apariencia, cambiando su color, forma, tamaño o longitud.

¿Cuál es el procedimiento para colocar las carillas de composite?

Este tipo de carillas son esculpidas en el diente y polimerizadas con luz para endurecer cada capa por el propio odontólogo. Cuando se logra la forma y el color final, la superficie es pulida.

Al estar realizadas de resinas compuestas, necesitan estar muy bien pulidas para así tener un aspecto lo más parecido posible al diente natural.

Su colocación sobre los dientes naturales conlleva muy poca reducción de la superficie de los mismos. Al ser esculpidas y modeladas en la propia clínica por el odontólogo, el procedimiento se realiza el mismo día en una sola sesión. Son duraderas aunque requieren de un mantenimiento regular.

AHORA: Con un seguro dental Adeslas tus carillas te costarán menos.

Ventajas de las carillas de composite

La mayor ventaja que las carillas de composite tienen sobre las carillas de porcelana es su reversibilidad. El tratamiento con carillas de porcelana requiere la remodelación de los dientes naturales para adaptarse a la futura carilla, en cambio, cuando se trata de materiales compuestos, el trabajo de preparación en los dientes naturales es mínimo, lo que significa que no se alteran de forma permanente hasta tal punto que el material compuesto se puede quitar y reemplazar según sea necesario.

Sus principales inconvenientes son, que debido a que la resina es porosa, se puede manchar y son susceptibles al astillado o las fracturas.

Pero, una de principales ventajas es el hecho de que pueden las fracturas o las grietas pueden ser reparadas sin necesidad de ser reemplazas en su totalidad como ocurre con las carillas de porcelana.

Otro de sus inconvenientes, es que la resina no tiene la misma capacidad que la cerámica para imitar el esmalte de los dientes, principalmente en cuanto a sus propiedades de translucidez y reflexión de la luz.

En definitiva, las carillas de composite tienden a ser un tratamiento mínimamente invasivo y notablemente más rápido que las carillas de porcelana. Además suelen ser más asequibles económicamente que estas.

Calcula el precio carillas