Información sobre tratamientos dentales

Todo lo que necesitas saber acerca de los tratamientos de Ortodoncia e Implantes

¿Qué son los brackets? ¿Qué tipos de brackets existen?

¿Qué son los brackets? ¿Qué tipos de brackets existen?

Los brackets, dentro del conjunto de un tratamiento de ortodoncia, son una serie de pequeñas piezas cuadrangulares que van pegadas a los dientes y que unidos entre ellos por un arco metálico, permiten el movimiento de los dientes para llevarlos a la posición deseada.

Tipos de brackets

Existen diferentes tipos según su composición:

Brackets metálicos

Son los más habituales sobre todo para niños y adolescentes. El tratamiento con este tipo de brackets funciona perfectamente, obteniéndose resultados excelentes.

Están fabricados en acero por lo que resisten muy bien la humedad y la oxidación, además son fuertes y robustos. Son el tratamiento más económico, aunque también el menos estético.

Brackets de resina o policarbonato

Son brackets estéticos de plástico a base de policarbonato. Son transparentes y, dentro del tipo de brackets estéticos, son los más económicos. Su mayor desventaja es que con el tiempo se tiñen y pueden deformarse, por ello solo se utilizan en tratamientos muy cortos.

AHORA: Ahorra hasta un -50% en tu implante con un seguro dental Adeslas.

Brackets cerámicos

Este tipo de brackets son blancos opacos, lo que los hace mucho más estéticos que los brackets metálicos.

Igual que los brackets metálicos, estos consiguen alinear y colocar los dientes hasta la posición deseada y su mayor ventaja frente a los de resina es que no se tiñen.

Brackets de zafiro

Estos brackets son los brackets de más alta gama. Son transparentes por lo que en la boca son prácticamente invisibles y en consecuencia más discretos.

Al tener una estructura cristalina, transparentan el color del diente y no se tiñen ni cambian de color durante el tratamiento. Los movimientos dentales son igual de eficientes que con los brackets metálicos.

Brackets linguales

Están fabricados en oro y a medida para cada paciente, pero a diferencia de todos los brackets anteriores que se colocan en la parte frontal de los dientes, éstos se ubican en la parte posterior, convirtiéndose en los brackets invisibles por excelencia.

Aunque van colocados en la parte interna de los dientes, no dificultan el habla ni la masticación. La ortodoncia lingual combina una gran eficacia junto con una gran estética.

Dado que existen multitud de opciones, su ortodoncista, tras un estudio de su situación, será quién le guíe a la hora de elegir el mejor tipo de bracket para solucionar de manera rápida y eficaz su problema.