Dientes blancos: ¿estética u obsesión?

Publicado:
Share

Salud Bucodental
Dientes

Descubre qué es la blancorexia y cómo tratarla – Adeslas Salud y Bienestar

En este post vamos a explicar qué es la blancorexia, cuáles son sus causas y los riesgos que implica el abuso de los tratamientos de blanqueamiento dental sin una adecuada supervisión por parte de profesionales.


Tener un aspecto saludable, vernos lo mejor posible y lucir una sonrisa blanca y radiante, nos gusta a todos. En relación con los dientes, el odontólogo puede ofrecernos diferentes tratamientos de blanqueamiento dental, los cuales pueden ayudar a conseguir estos objetivos. Sin embargo, hay pacientes a los que tener una sonrisa blanca se convierte en toda una obsesión, intentando realizarse con una frecuencia excesiva este tipo de tratamientos.

¿Qué es la blancorexia? 

Los dentistas han comenzado a denominar blancorexia a la obsesión por lucir los dientes lo más blancos posibles, y, de hecho, se ha empezado a considerar como una adicción.

Pacientes que empiezan a solicitar de manera frecuente este tipo de tratamientos en consulta o incluso usan productos blanqueadores sin ningún tipo de control ni supervisión por parte del profesional, deben hacernos saltar las alarmas.

Causas de la blancorexia

La excesiva cantidad de anuncios publicitarios de productos blanqueadores que hay en el mercado y que no necesitan de supervisión por parte del odontólogo, el intentar imitar a los personajes famosos e influencers y la total ausencia de información respecto a los efectos adversos y riesgos que pueden surgir al usar de manera convulsiva este tipo de productos, son las verdaderas causas de esta nueva obsesión.

El blanqueamiento dental

Actualmente, el procedimiento dental estético más solicitado por los pacientes es el blanqueamiento dental, habiéndose incrementado este tipo de tratamientos considerablemente en los últimos años. Muchos dentistas no llegan a considerar que existe una adicción, pero sí que muchos pacientes se exceden intentando tener una sonrisa perfecta.

Riesgos del abuso del blanqueamiento dental

Los blanqueamientos dentales excesivos provocan en primer lugar, que los dientes se vean poco naturales y, además, pueden producir un daño irreparable abarcando desde pequeñas molestias hasta un auténtico dolor. Estos daños dependen mucho de la situación previa de los dientes, así como del tipo de producto que se esté usando y de su frecuencia.

Cualquier tratamiento dental puede provocar sensibilidad en los dientes tanto a los alimentos o bebidas frías como calientes, aunque sea un tratamiento controlado y supervisado por el profesional. El problema aumenta cuando los dientes se blanquean en exceso. Esta sensibilidad normalmente es reversible y desaparece si el agente blanqueador se deja de usar de manera habitual.

La irritación de las encías, e incluso de la garganta, también es otro efecto adverso habitual del blanqueamiento excesivo de los dientes, llegando incluso a provocar sangrado de las encías.

La erosión dental tras tratamientos de blanqueamiento excesivos es un efecto adverso importante. La sobreexposición de los dientes a los agentes blanqueadores puede provocar que el esmalte dental, cuya principal función es proteger los dientes, se destruya y cause verdaderos problemas de salud bucodental, como la aparición de caries y fracturas.

La importancia del asesoramiento profesional

Estos pacientes, en el consultorio dental, son muy complicados de tratar con éxito ya que sus expectativas y su visión respecto a los resultados esperados no siempre son sensatas y realistas. Además, la existencia de pequeñas lesiones cosméticas o estéticas que realmente son menores, se convierten en preocupaciones desproporcionadas.

Es importante saber que la infinidad de productos que hay en el mercado que venden un blanqueamiento de los dientes, realmente lo que hacen es eliminar las manchas y clarear los dientes. Evitar en la medida de lo posible, alimentos y bebidas que producen manchas y decoloración de los dientes, como el café, el té, el vino tinto y los refrescos, es muy recomendable para mantener unos dientes limpios y, en consecuencia, una sonrisa saludable.

Visitar al dentista para revisar el estado real de los dientes y que pueda valorar un tratamiento que incluya un cambio de la sonrisa saludable y seguro, que se adapte a las necesidades reales, es la mejor manera de conseguir una sonrisa más blanca y brillante.

 

Si eres asegurado de Adeslas, recuerda que tienes disponible nuestro Servicio de Orientación Médica General, donde podrás obtener más información.

 

Firma Henar Artiz