Cojera en la infancia: ¿qué es la sinovitis transitoria de cadera?

Publicado:
Share

Pódcast
Niños

Descubre qué es la sinovitis transitoria de cadera – Adeslas Salud y Bienestar

En este episodio de Sin Cita Previa, abordaremos la cojera en la infancia y la sinovitis transitoria de cadera.


La cojera es un síntoma relativamente frecuente en los niños que visitan las consultas de pediatría, y puede ser causada por diversos factores, desde golpes o piedras en el zapato, hasta patologías como la sinovitis transitoria de cadera.

En este episodio, responderemos preguntas como ¿cuándo debemos preocuparnos si nuestro hijo cojea? ¿Debemos consultar a un médico? ¿Es adecuado administrar antiinflamatorios sin consultar al médico? Además, explicaremos las diferencias que hay entre la cojera en un niño de 4 años, un lactante y un adolescente. ¡Ajusta tus auriculares!

La cojera y la sinovitis transitoria de cadera

La cojera en la infancia puede ser causada por una variedad de alteraciones, y es importante realizar un diagnóstico adecuado para determinar la causa subyacente. 

Uno de los trastornos comunes que puede causar cojera en los niños es la sinovitis transitoria de cadera. Esta afección se caracteriza por cojera y dolor en la ingle o la rodilla aunque, en algunos casos, el niño puede referir el dolor en una zona diferente a la afectada. 

Es esencial realizar una exploración física exhaustiva, observando cómo camina y corre el niño, para poder localizar el origen del dolor y descartar posibles problemas con el calzado. Durante la exploración física, se observa si el niño muestra dolor al realizar movimientos específicos, como la separación de la pierna con respecto a la cadera (abducción). Aunque el niño puede mostrar algún grado de incomodidad durante la realización de estos movimientos, generalmente no hay limitaciones significativas en la movilidad. Es importante descartar otras causas de cojera realizando un diagnóstico diferencial adecuado.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar la sinovitis transitoria de cadera, no se requieren pruebas complementarias de forma habitual. El médico puede basarse en la historia clínica y en una exploración física cuidadosa para hacer el diagnóstico. En esta patología el niño no presenta fiebre y se encuentra con un buen estado general, en caso de que no sea así, hay que descartar otras enfermedades susceptibles de generar cojera. 

En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en administrar antiinflamatorios y realizar un seguimiento de la evolución de la cojera en el niño.

Aunque no se suelen realizar pruebas complementarias, en algunos casos se puede considerar la prescripción de una radiografía o una ecografía de la articulación de la cadera para descartar otras posibles causas de cojera. Sin embargo, como ya hemos comentado, estas pruebas no suelen ser necesarias en el caso de la sinovitis transitoria de cadera.

Conoce más detalles en el nuevo episodio de Sin Cita Previa. ¡Escúchalo ahora!

 

 

Referencias:

1Sinovitis transitoria de cadera, de Sin Cita Previa con Dos pediatras en casa. Enero, 2024.